Y PUNTO.

Lo que debes saber: Criando niñ@s en el mundo digital

No hay duda que estamos en una era digital. Todo está conectado. De hecho, muchos dirían que estamos sobre conectados. Los adultos pasamos gran parte de nuestro tiempo mirando el teléfono. Tenemos pantallas al frente nuestro todo el tiempo y recibimos información constantemente. Por más que intentemos evitar el uso de pantallas de nuestros hijos, éstas se encuentran ahí, y solo podemos tomar ciertas medidas para minimizarlo.

Nuestros hijos son la primera generación que está expuesta a las pantallas todo el tiempo. Ellos no conocen un mundo sin el uso de tecnología, incluso tratan de voltear las páginas de una revista como una pantalla… así es el mundo hoy día. Sin embargo, hay maneras de ser inteligente con el tiempo de pantalla, estableciendo límites a una edad temprana y logrando auto-regulación a medida que crecen.

Menos de 2 años

Algunos psicólogos recomiendan que no haya uso de pantalla. A esta edad, el desarrollo del cerebro todavía está ocurriendo rápidamente, y las pantallas pueden tener un impacto negativo en el desarrollo del cerebro, lo que lleva a problemas futuros como déficit atencional y miopía. Aunque no es realista mantener alejados a los niños por completo de las pantallas, hay que ser inteligente y vigilante sobre el acceso que tienen.

De los 3 años a los 12 años

Este es el momento ideal de establecer límites para la futura autorregulación. El tiempo de la pantalla anima a nuestros hijos a esperar respuestas rápidas en todos los aspectos de la vida, lo que lleva a la frustración cuando no reciben respuestas inmediatas. Los psicólogos recomiendan una o dos horas durante los días de la semana, y dos o tres los fines de semana, y siempre tratar el tiempo de la pantalla como un premio o recompensa.

13 años y más

A esta edad se empieza a observar una brecha de género. Los niños se vuelven más adictos a las pantallas que las niñas. Es importante alentar los intereses externos y lograr desarrollar un sistema que se adapte a la familia. Establece las reglas y síguelas; con el tiempo nuestros hijos aprenderán a autorregularse y  a respetar y controlar sus propios límites. Sea inteligente y proactivo. Hay muchas otras formas de entretener a los hijos y de lograr hábitos y pasiones fuera de la pantalla.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *