Y PUNTO.

Tres cool experimentos científicos

Los niños son exploradores por naturaleza. Están constantemente queriendo saber más cosas y definitivamente, la curiosidad es lo suyo. Es muy importante que como papás les demos respuestas que enseñen y los motiven a seguir aprendiendo.

Muchas veces enseñar no es fácil. Para captar el interés de un niño tenemos que jugar con ellos. Por esta razón, hoy les dejamos 3 experimentos científicos para que hagan con sus hijos. ¿Quién se motiva?

EL AGUA QUE CAMINA

Este experimento es muy fácil de hacer y lo mejor es que sorprende fácilmente a un niño. Con este juego, tus hijos podrán ver cómo pasa agua de color desde un vaso lleno a uno vacío a través de toallas de papel.

Para esto necesitas:

  1. Por lo menos 3 vasos
  2. Agua
  3. Colorante
  4. Toalla de papel

Elije los colores que quieres mezclar. Llenar dos vasos de agua, incluir el colorante. Se necesita un vaso vacío adicional por cada par de vasos de agua de color.

Toma un pedazo de toalla de papel y doblarlo en cuatro a lo largo. Poner un extremo de la toalla de papel en el agua de color y el otro extremo en el frasco vacío.

Gracias a la acción capilar el agua se mueve o “camina” a través de la toalla de papel desde el vaso lleno al vaso al frasco vacío. La jarra de al medio se llena de agua hasta que los niveles de agua de todos los tarros son iguales.

Si se usa agua de algún color primario en los frascos se puede observar cómo estos se mezclan y se forman otros colores.

Si bien hemos visto resultados en cosas de minutos, el agua suele trasladarse muy lentamente. Hay que tener paciencia. Sucede muy lentamente. Siempre hemos sido capaces de ver los resultados en cuestión de minutos. Si esto no sucede, deberíamos experimentar con otra marca de toalla de papel, ojalá una que no sea muy grande.

 

CONVERTIR LA LECHE EN PLÁSTICO

Esto no lo sabíamos, pero es real. La leche se puede convertir en plástico solamente usando vinagre.

Para esto necesitas:

  1. 1 taza de leche
  2. 4 cucharadas de vinagre

Para empezar, tomar la tasa de leche y calentarla en el microondas por 1,5 minutos (la idea es que quede caliente pero no hirviendo). Agregar 4 cucharadas de vinagre.

El ácido en el vinagre rompe la proteína en la leche por lo que está comenzará a cuajar. Agitar durante aproximadamente 1 minuto

Luego, colar la leche usando un colador. Los grumos se quedarán en el colador. Debemos presionar sobre ellos y sacar todo el líquido.

Poner la leche en toallas de papel y dar forma. Puedes usar un cortador de galletas y también agregar unas gotas de colorante.

Finalmente, dejar secando. Esperar harto tiempo (al menos 2 noches) y después de algunos días las lindas formas de plástico sirven para decorar puertas, ventanas, y si estuviéramos en diciembre, porque no, el árbol de Navidad.

 

SERPIENTES DE BURBUJAS

Los niños se divierten mucho haciendo estas serpientes de burbujas, y lo mejor, es que son muy fáciles de hacer. Aprovechemos que el frio ya se está yendo para hacer actividades al aire libre.

Para esto necesitas:

  1. Un calcetín (si es uno que no tiene su pareja ¡mucho mejor!)
  2. Una botella de plástico

Con un par de tijeras, cortar el fondo de la botella de plástico.

Meter la botella adentro del calcetín. Doblarlos para que quede ajustado. Si el calcetín es de adulto y queda suelto, usar cinta adhesiva para mantener el calcetín en su lugar.

En un tazón pequeño, mezcle un poco de jabón de cocina con una pequeña cantidad de agua. Ir probando las cantidades de manera que la burbuja quede con una buena consistencia.

Sumergir el extremo de la botella (con el calcetín) en el tazón con burbujas.

A continuación, sopla la boca de la botella y verás cómo se forman las serpientes de burbujas. Cuanto más soples, más grande será la serpiente.

Puedes experimentar añadiendo un poco de colorante a la mezcla (tendrás serpientes de colores) y/o probando distintos tamaños de botellas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *