Y PUNTO.

Lo que necesitas saber del Método Montessori

Para muchos padres, enviar a un hij@ al colegio no es fácil… ¡están tan acostumbrad@s a tenerlos corriendo por la casa todo el día! Pero es inevitable… todos crecen y tienen que ir al colegio.

Si tienes la oportunidad de educar a tu hijo de una manera diferente, ¿la aprovecharías? A la hora de elegir colegio, debes estar informado de los diferentes enfoques educativos que cada uno ofrece. Por esta razón, en este post te contaremos sobre el Método Montessori.

¿Qué es?

Maria Montessori fundó el primer colegio Montessori en 1907 en Roma, Italia. Comenzó como una casa de acogida para niños en los barrios de bajos ingresos de la ciudad.

Maria solía observar a los niños mientras trabajaban y jugaban. Por esta razón, ella organizó la sala de clases de manera de involucrar más a los niños y aumentar sus oportunidades de aprendizaje. Ella insistía en la idea de “seguir” al niño mientras jugaban y estudiaban. Los profesores debían guiar a los niños, no sólo dar órdenes y tareas. Este era un enfoque muy diferente al de los estrictos ambientes de aprendizaje de la época.

Su estilo de enseñanza se centró en el afán de aprender de los niños y puso énfasis en la libertad, la independencia y el desarrollo psicológico y social. Publicó un libro sobre sus métodos de enseñanza, que más tarde fue llamado “El Método Montessori”. Su libro y sus ideas se han extendido por todo el mundo.

¿Por qué el método Montessori es diferente?

La libertad con límites es parte de la filosofía Montessori. No se dan calificaciones, no se toman exámenes y no se asignan tareas.

Los profesores en las escuelas Montessori se adecuan al ritmo de los estudiantes. El profesor no se coloca frente a la clase, sino que se mezcla entre los estudiantes mientras ellos aprenden e intervienen solo cuando necesitan ayuda. Los niños trabajan en grupos cuyo rango de edad son 3 años (de tres a seis años, seis a nueve, y así sucesivamente) y son mixtos.

Los estudiantes mayores pueden ayudar a orientar a los más jóvenes. Los estudiantes pueden estar en la misma sala de clase año tras año. Se hace hincapié en el aprendizaje. Se anima a los niños a encontrar su pasión y seguirla a dondequiera que los conduzca.

Los niños pueden comenzar el preescolar tan pronto como seis meses y tendrán una enseñanza apropiada para su edad. Ellos eligen sus propias actividades de un selecto grupo de opciones. Trabajan ininterrumpidamente en una cantidad determinada de tiempo, generalmente tres horas. La idea es que el estudiante aprenda al descubrir por sí mismo en lugar de ser instruido. Los niños son libres de moverse por la sala de clase y se les anima a ayudarse mutuamente.

Las salas de clases están diseñadas para el niño. Los muebles son de tamaño infantil, y los libros y materiales de instrucción están al alcance de todos. Los estantes, mesas y sillas son más bajos y accesibles. Las ilustraciones creadas por los niños adornan las paredes. Hay espacios abiertos donde los niños pueden hacer su trabajo y lugares donde pueden trabajar independientemente o en grupos dependiendo del proyecto. Los niños trabajan a su propio ritmo.

Los profesores son entrenados especialmente en este método

Los profesores trabajan con los niños generalmente en el piso o en un sofá. El profesor crea el ambiente de aprendizaje y proporciona los materiales necesarios. Las actividades están diseñadas no sólo para temas de aprendizaje sino también para desarrollar habilidades motoras finas.

El profesor guía a los estudiantes y les da opciones, pero no instruye. Éste solo interrumpe si se necesita asistencia o guía. Los profesores toman notas para registrar el progreso del niño. De este modo, se introducen nuevas materias basadas en las observaciones del profesor.

Los materiales para el aprendizaje se ponen de izquierda a derecha, de fácil a difícil. Los niños estudian de un modo independiente y corrigen sus propios errores. Cuando sienten que han dominado cierta parte de un tema, devuelven el material que tienen y buscan algo más desafiante.

Montessori se centra en el aprendizaje a través de los cinco sentidos, no sólo mirar y escuchar. Las actividades muchas veces son también físicas y mentales. Dado que se anima a los estudiantes a trabajar juntos, se desarrollan habilidades de sociales. Montessori cree que este tipo de aprendizaje conduce a una mejor autodisciplina, concentración y un mayor amor por el aprendizaje.

¿Es Montessori adecuado para tu hij@?

No todos los colegios Montessori son iguales. Montessori es un método de enseñanza y no un “tipo de colegio”. Cada colegio es propiedad independiente y, por lo tanto, no es supervisada por una autoridad Montessori. Dado esto, asegúrate de estar familiarizado con el método, principios, valores y enfoque del colegio antes de elegirlo para tu hijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *