Y PUNTO.

Babysitting: tips para ayudar a los niños con la separación

Prácticamente todos los padres han tenido que dejar a una guagua o hijo pequeño con una cuidadora y han experimentado esa cara arrugada, ojos asustados, brazos alrededor de las rodillas o algún gemido que desgarra el corazón.

La verdad es que se trata de la respuesta normal de un niño que percibe la separación como una seria amenaza o señal de peligro. Sin embargo, la realidad es que los niños no pueden pasar todo el tiempo con sus papás por lo que nuestro deber es enseñarles a llevar correctamente esta separación momentánea.

Aquí dejamos algunos tips para que tu hijo perciba la experiencia del babysitting como algo seguro y entretenido.

Facilita la vinculación de tu niño con el cuidador

La única manera de ayudar a tu hijo a superar el malestar cuando te vas de la casa es que, desde el comienzo, desarrolle una excelente relación con su cuidador. Para esto, cuéntale con anticipación a tu hijo que tú saldrás: “Tengo que salir de la casa por unas horas, pero te cuidará Paula, una amiga muy simpática que tiene muchas ganas de conocerte y jugar contigo”. Una buena idea es mostrarle una foto de la babysitter.  Es importante que tú te relaciones cordialmente con la babysitter cuando llega a tu casa.

Comienza con separaciones cortas

Al principio, practica dejándolo por periodos cortos de tiempo. Si comienzas con ausencias cortas, tu hijo aprenderá rápidamente que siempre regresas e ira acostumbrándose a las separaciones. Verás como de a poco se sentirá cómodo con la nueva situación y no tendrá problemas con quedarse con una babysitter, incluso si no es la misma persona que la/lo cuidó la última vez.

Ayuda a tu hijo a entender lo que está pasando

El lenguaje de tu hijo puede ser limitado, pero la verdad es que comprende mucho más de lo que crees. Si explicas lo que tienes que hacer, tu hijo quedará tranquilo porque tendrá la confianza que regresarás. No hables solo de la separación, cuéntale también de las cosas entretenidas que hará junto a la babysitter: “Como tengo que salir, Paula vendrá a cuidarte. Ella te dará la comida, luego le puedes mostrar tus muñecas y jugar un rato. Escoge un libro para que ella te lo cuente. Yo regresaré enseguida porque estaré con muchas ganas de verte”.

Conversa de antemano con el cuidador qué puede hacer si tu hijo se siente triste o echa de menos

Es importante que tu niño se sienta confortado por la persona que lo cuida.  Para esto, es necesario que si tu hijo llora, no solo se trate de callarlo, sino que se recurra a ciertas prácticas u objetos que hacen sentir al niño feliz y seguro. Una buena idea es dejarle a la babysitter un candy, peluche o un pañuelo con tu olor o decirle cuál es el programa de TV favorito del niño y recurrir a alguno de ellos en caso de que el niño se sienta triste.

No llegues más tarde de lo acordado

Si contrataste a la babysitter durante el día y acordaste con tu hijo que llegarías a darle la comida, debes cumplir tu palabra. De lo contrario, solo lograrás que la separación se haga más difícil en el futuro pues éste enfrentará la separación con mucha inseguridad y desconfianza.

Enséñale a tu hijo que las personas regresan

Es esencial que los niños comprendan que lo que desaparece no se ha ido para siempre, sino que puede reaparecer. Utiliza juegos como esconder y encontrar objetos importantes para tu hijo: “¿dónde quedó tu peluche favorito? ¿debajo de la cama? ¡no! ¿detrás de la cortina?” También puedes esconderte tú, pero por supuesto, ¡ocúltate en un lugar donde pueda encontrarte fácilmente!

One comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *