Y PUNTO.

13 tips para ayudar a tus hijos con el inicio del año escolar

Aquí en el hemisferio sur, ya llegaron las últimas semanas del verano y el nuevo año escolar está a la vuelta de la esquina. Mientras hay padres que solo esperan que sus niños entren a clases, otros temen empezar el colegio con sus rutinas y reglas…pero sí hay una cosa que es común a todos: el regreso al colegio siempre significa un gran cambio.

La buena noticia es que con un poco de preparación y previsión – ¡un poquito, para que los niños puedan disfrutar estas últimas semanas de verano! – lograrás que esas primeras semanas de colegio sean más fáciles para ti y tus hijos.

  1. Asegúrate de que tu hijo esté familiarizado con el colegio

Si tu hijo estuvo en el mismo colegio el año pasado, ¡genial! Solo necesitas hablar sobre cualquier diferencia que pudiera traer este año.

“Ahora que estás en primero básico, puedes jugar en el patio con los niños grandes y almorzarás en el colegio” “Ahora que estás en tercero básico, tendrás tareas todos los días”.

Pero si éste es su primer año en ese colegio, entonces tendrán que visitarlo juntos antes de que comiencen las clases. La idea es ayudar a tu hijo a vincularse con la nueva escuela. Recorre el patio, visita una o dos salas de clases y utiliza el baño. Esto ayudará a que tu hijo se sienta más seguro y cómodo durante su primer día.

  1. Aprovecha cualquier oportunidad de orientación

Muchos colegios permiten que los estudiantes nuevos, especialmente los más chicos, vayan al colegio para una sesión de orientación antes de que comience el año escolar. Si el colegio no cuenta con dicho programa, pregunta si puedes hablar con el profesor y presentarle a tu hijo. En esta época los profesores están ocupados preparando sus salas de clases y materiales, pero cualquier profesor con experiencia se toma unos minutos para conocer al alumno nuevo y hacer que se sienta cómodo y bienvenido.

  1. Facilita el vínculo de tu hijo con el profesor

Todos los niños necesitan sentirse conectados con su profesor para estar cómodos en la sala de clase. Mientras no lo hagan, no estarán listos para aprender. Los buenos profesores lo saben y acogen emocionalmente a sus alumnos al comienzo del año escolar.

Hay muchas maneras de ayudar a tu hijo a sentir que conoce al profesor incluso si nunca lo ha visto. Para esto, una buena idea es que apenas te enteres quién será el profesor, hables de él en términos familiares y cariñosos.

“Estoy bastante segura de que la miss Andrea les lee historias a los niños; ella podría leer tu libro favorito si se lo llevas al colegio”.

  1. Facilita la vinculación con los otros niños

Los niños siempre están nerviosos con su nuevo profesor, pero si conocen a alguno de los otros niños, se sentirán más cómodos. Si tu hijo es nuevo en el colegio, haz un esfuerzo especial para conocer a futuros compañeros de tu hijo. Si tu hijo ya conoce a sus compañeros de clase, la vinculación será mucho más fácil. Sin embargo, seguramente no se han visto en un largo tiempo, por lo que una buena idea es invitarlos a jugar a tu casa y así facilitar el reencuentro .

  1. Practica decir adiós

Para muchos niños, el mayor desafío será despedirse de ti. Organiza pequeñas separaciones para practicar ese adiós y desarrolla una rutina de despedida, como un abrazo y una frase positiva del tipo “que lo pases muy bien, a tu regreso quiero que me cuentes todo“. Deja a tus niños con una babysitter y demuéstrales que también pueden estar felices y seguros si no están contigo (cotiza gratis una babysitter aquí). 

Otra buena idea es mandar a los niños con algún objeto que le recuerde su familia. Ya sea una concha que recogieron juntos en la playa, un pañuelo con tu olor o una foto familiar.

  1. Habla con tu hijo sobre sus expectativas

Descríbele a tu hijo lo que sucederá en el colegio. No hagas hincapié en el adiós, sino que enfócate en lo entretenido que será el día: “todas las mañanas puedes elegir un libro y leerlo. Cuando llegue la hora del recreo sale a jugar con tus compañeros al patio y cómete el snack que con tanto cariño te preparé. Además, tu profesora se empeñará por enseñarte cosas nuevas. Cuando vuelva de la oficina, quiero me cuentes qué cosas entretenidas hiciste y aprendiste ese día“

Por otro lado, alienta a tu hijo preguntándole cómo cree que será la escuela. Eso lo ayudará a expresar cualquier temor que no haya expresado. Enfatiza las cosas que cree que él disfrutará, pero asegúrate de no minimizar sus miedos sino que de normalizarlos. Termina cada conversación con “y cuando termine el colegio, estaré allí para recogerte y para que me cuentes todo sobre tu día”

  1. Si un hermano menor se quedará en la casa contigo

Asegúrate de que tu hijo sepa que es mucho más entretenido ir al colegio como un niño grande que quedarse en la casa. Insiste en la idea de que cuando él regrese del colegio, tú le darás un tiempo para escuchar todas las historias del día.

  1. Antes de que comiencen las clases, haz que tus hijos se acuesten temprano

La mayoría de los niños se acuestan más tarde en los meses de verano. Pero los niños necesitan desde 9.5 a 11 horas de sueño por noche, dependiendo de su edad. Algunos días antes de comenzar las clases, practica la acostada de manera que estén profundamente dormidos a las 9pm. Así, si se levantan a las 7am, habrán dormido 11 horas.

Los primeros días se te hará difícil. Ayúdate con la lectura de un buen libro de niños. Todas nuestras recomendaciones de libros, las puedes encontrar aquí.

  1. Despierta el cerebro de tu hijo

Los padres no son los profesores por lo que no necesitan comenzar el colegio días antes del inicio del año escolar. Por otro lado, sabemos que los niños se olvidan mucho durante el verano, sin embargo, no te debes preocupar porque aprenden mucho jugando. Si tu hijo ha estado leyendo durante los meses de verano, ¡felicidades! Si no, este es el momento de comenzar. Visita la biblioteca y deja que tu hijo escoja algunos libros que sepas va a disfrutar.

  1. Deja que tu hijo elija sus útiles escolares

… ya sea en la tienda o en tu casa y que el mismo los prepare en su mochila o bolso. Eso lo incentivará a cuidarlos más.

  1. Acuéstate tú temprano la noche anterior al primer día

… para que puedas levantarte lo suficientemente temprano como para manejar con calma y enfrentar bien cualquier crisis de último minuto. ¡Asegúrate que los niños, incluidos los adolescentes, saquen la ropa la noche anterior, que los almuerzos estén hechos, que todos duerman lo suficiente y tengan un desayuno saludable! Planifica llegar temprano al colegio para que tengas tiempo de despedirse de manera significativa y sacar la tradicional foto del “primer día de clases“.

  1. Si tu hijo se pone lloroso cuando se despide

Si tu hijo se pone lloroso cuando se despide, tranquilízalo diciéndole que estará bien y que no puedes esperar para saber cómo le fue. Usa la rutina de despedida que haz practicado y luego entrégalo a su profesor. Los profesores con experiencia conocen el nerviosismo del primer día y están acostumbrados a manejar estas situaciones. Sus lágrimas no debieran durar mucho. Si a tu hijo le sigue costando separarse, asegúrese de hablar con el profesor. Tal vez pueda darle un trabajo especial cada mañana o facilitar una amistad con otro niño que tenga intereses similares.

  1. Cuando recojas a tu hijo por la tarde, asegúrate de llegar unos minutos antes 

Durante las primeras semanas de clases, si tu hijo no te ve de inmediato cuando sale de clases, exacerbará la ansiedad que tenga y lo podrá asustar por completo.

Los niños de todas las edades pueden tener crisis inusuales durante la primera semana de clases o justo antes de que comience el colegio. No seas duro con ellos y asegúrate de estar allí para hablar y para que expresen sus temores.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *