Y PUNTO.

Fin a la rivalidad entre hermanos: 7 secretos para educar a hijos que se llevan bien

Uno de los principales objetivos como padres es educar a niños que se llevan bien con sus hermanos. Esto no es una tarea fácil pues muchas veces en una misma familia hay dos hermanos con personalidades totalmente diferentes y, por lo tanto, los choques son naturales. Esto es especialmente desgarrador para los padres cuando los enfrentamientos terminan en rivalidad. Por esto, hoy les dejamos unos tips para tus hijos se lleven bien.

  1. Programar tiempo para compartir en familia

Preocúpate de crear instancias para que tu familia esté reunida. No importa cuáles sean las circunstancias, lo importante es que estén juntos. Ojalá sean ocasiones que den espacio para hablar y reír. Algunas ideas son salir de paseo al cerro, hacer manualidades, jugar juegos de mesa o simplemente disfrutar juntos de buena música y cantar.

  1. Enseñar a respetar las diferencias

Enséñales a tus hijos a entender y respetar las emociones de los demás. Las personalidades de los niños pueden ser diferentes y con esto, la manera en que perciben los actos. Esto es cierto incluso cuando algún hijo manifiesta una emoción que no tiene sentido para otro (por ejemplo, cuando un hermano parece estar sobre reaccionando frente a una situación).

  1. Modera los desacuerdos solo cuando es estrictamente necesario

Si queremos que nuestros hijos se lleven bien, tenemos que darles la oportunidad de descubrir soluciones por sí mismos. Este proceso de resolución de problemas les enseña lecciones de respeto, compromiso y trabajo en equipo. Los niños sí pueden encontrar soluciones justas a sus problemas.

  1. Si tienes que intervenir, enfócate en la solución del problema

Si tiene que moderar un desacuerdo, concéntrate en los hechos principales y resuelve el problema. No te distraigas con quién dijo o hizo qué primero. Ten en cuenta el hecho de que algunos niños son mejores que otros a la hora de expresar opiniones y describir situaciones. Enfócate en resolver el problema y tú como padre, examínate por si hiciste algo que dio pie a ese desencuentro.

  1. Ver a los niños como individuos

No definas a los niños por orden de nacimiento o por sus talentos percibidos. Dales espacio para que sean ellos mismos, y seguro te sorprenderán. Trata de no clasificar a los niños o ponerlos en cajas. Esto limita el crecimiento, evita que los padres conozcan a sus hijos o incluso puede fomentar el resentimiento.

  1. No permitas que tus niños prioricen objetos por sobre los hermanos

Tus hijos deben saber que, si pelean por algo, ya sea un juguete, una película o un juego de computador, perderán el privilegio de usar ese objeto en particular. Ningún objeto es tan importante que justifique una pelea con un hermano.

  1. Reconocer los buenos gestos que hace el uno por el otro.

Reforzar positivamente seguro te conduce por un buen camino. Observa y reconoce las pequeñas bondades que hace tu hijo por su hermano.

¿Te gustaron estos consejos? Revisa todos nuestros “Tips para Padres” en YPUNTO (pincha aquí) porque para Alba, el cuidado y la educación de tus niños, es lo primero. Cotiza gratis una babysitter aquí. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *