Y PUNTO.

8 consejos para ayudar a tu hijo con la llegada de un nuevo hermano

Los que hemos sido papás más de una vez, sabemos que la llegada del segundo (o tercero, cuarto…) hijo es un hito en nuestras vidas, pero por sobre todo, en la vida de nuestros otros hijos. Naturalmente cambia la dinámica familiar y con ello el tiempo que los papás le dedican a cada hijo; el menor comúnmente requiere de más atención. Aquí les dejamos algunos consejos que sirven, no solo para aprender a “ajustarse” a la llegada de un nuevo integrante a la casa, sino que también para que tus hijos se lleven bien entre ellos.

  1. Los hermanos son importantes

Cuando llega uno nuevo bebé a la casa, el papel que toman los hermanos grandes es tan importante como el del bebé. Enseñemos a los niños sobre la relación que tendrán con el hermano chico enfocándonos en el hecho que ese hermanó vendrá a enriquecer sus vidas y no a reemplazarlo.

  1. Intercambiar regalos

Esto es un dato práctico. Prepara la llegada del nuevo integrante de la familia comprando regalos que se pueden intercambiar en el hospital (entre el hermano mayor y el menor). Este detalle hace la diferencia porque para los niños, los regalos son una muestra muy concreta de cariño y amor.

  1. Los bebés tienen otras necesidades

Es importante explicar a tu hijo mayor que su hermano chico necesita que lo traten de un modo especial por el solo hecho de ser bebé. Por ejemplo, un bebé no puede comer el alimento favorito del hermano mayor porque no tiene dientes, o bien, el bebé necesita que lo lleven en brazos a todas partes porque no sabe caminar.

  1. Ser bebé no es fácil

Si un hermano mayor expresa desprecio porque su hermano chico tiene los pañales sucios o sufre de reflujo, desarrolla empatía en vez de distancia comentándole lo agradable que es que el hermano mayor ya no tenga que usar pañales o sepa cómo comer sin vomitar.

  1. Los bebés son personas, no juguetes

Hay veces que a los hermanos grandes les baja el “nervio” y se ponen violentos con el bebé. Es importante recordar a los hermanos grandes que los bebés son personas y que tienen sentimientos; a ellos les gusta cuando los hermanos son amables, y se ponen tristes o se sienten abrumados cuando sus hermanos los molestan.

  1. Hermanos como mentores

Enfatiza la capacidad de los hermanos mayores de enseñarle cosas nuevas al bebé. Esto los hace sentirse muy importantes y valorados, y les ayuda a establecer su propio rol dentro de la familia. ¡Verás como muchas veces los hermanos mayores son profesores más eficaces que uno!

  1. Los bebés quieren mucho a sus hermanos

Habla sobre cuánto quieren los bebés a sus hermanos mayores. Refuerza positivamente esa idea para que su comportamiento sea el apropiado.

  1. Espera un retroceso

Permite que tu hijo mayor retroceda un poco en los primeros meses después de que nazca el bebé. Ten presente que se están produciendo muchos cambios en la casa y que es normal que todos se sienten más cansados ​​y tensos que de costumbre. Asegúrate de que los hermanos mayores sigan recibiendo harta atención.

¿Te gustaron estos consejos? Revisa todos nuestros “Tips para Padres” en YPUNTO (pincha aquí) porque para Alba, el cuidado y la educación de tus niños, es lo primero. Cotiza gratis una babysitter aquí. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *