Las “pataletas”

Los niñ@s no tienen “pataletas” con la intención de molestar a los adultos, las pataletas son parte de su proceso de desarrollo y adaptación. Casi todos los niñ@s tienen este tipo de episodios, especialmente entre los 2 a 4 años. Es importante entender que los niños no tienen las mismas herramientas que los adultos para comunicar lo que sienten, piensan y necesitan. Las pataletas son una forma de comunicación y por lo tanto, si das un espacio para tratar de entenderlas y llegar a acuerdos, irán disminuyendo hasta casi desaparecer entre los 4 y 5 años. ¿CÓMO ACTUAR FRENTE A UNA PATALETA? Mantén la calma Lo más importante es mantener la calma. Tu eres un modelo para tus hijos, si la forma que tienes de comunicarte con ellos es por ejemplo enojada y gritando, eso estarás enseñando. Un ambiente tranquilo ayuda a recuperar el control, abrazarlo, distraerlo o proponer alguna actividad, pueden hacer que la pataleta disminuya y así evitar una pataleta mayor. La creatividad y el humor ayudan La creatividad y el humor son fundamentales para que un niño acepte ordenes. “Anda a bañarte” no es lo mismo que “¡Hagamos una carrera al baño!”, o “Muéstrame lo bien que sabes ponerte los zapatos” suena mucho mejor que “Ponte los zapatos ahora”. Evita las  largas y complicadas explicaciones de las reglas, trata de que las reglas sean pocas, simples y claras. Justificar y dar explicaciones a un niño de 2 ó 3 años sólo servirá para confundirlo. Volver a los sentidos Cuando un niño está en medio de una pataleta es muy difícil sacarlo de ahí, una buena técnica es hacerlos volver a los sentidos. Hazlo sentir lo rápido que está su corazón durante la pataleta. Dibuja en su espalda el “reporte del tiempo” un sol gigante con rayos largos que cubren toda su espalda, las nubes y la lluvia. Es un “masaje” que los distrae y los hace volver a si mismos.   ¿Y ustedes, qué técnicas ocupan?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *