Cómo administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera

¿Tuviste una increíble sensación cuando contrataste a tu babysitter la primera vez, pero ahora ... no tanto? Aquí te ayudamos con sugerencias de cómo administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera.

Cómo administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera

¿Tuviste una increíble sensación cuando contrataste a tu babysitter la primera vez, pero ahora … no tanto? O tal vez acabas de contratar a una niñera, pero no estás seguro de lo que sucederá después.Tu relación con la niñera, y sus límites, puede volverse borrosa rápidamente ya que sus deberes y trabajo están estrechamente entrelazados con el aspecto más personal de su vida: tus hijos. Pero al final del día, no puedes olvidar que esta es una relación empleador / empleado. Aquí te ayudamos con sugerencias de cómo administrar una babysitter, cuidadora o niñera.

Si aún no contratas una babysitter y no estás seguro qué tipo de cuidado elegir, te recomendamos revisar nuestra guía completa de servicios de cuidado, para que tomes una decisión acertada. Si ya estas seguro que quieres una babysitter o una niñera, aprende cómo seleccionar una babysitter como un profesional antes de contratarla.

Guía completa de servicios de cuidado para tus hijos
Cómo seleccionar una babysitter como un profesional

Lo que muchas familias creen es que que encontraran un tipo de Mary Poppins que sería perfecta desde el principio, pero luego se enteran de que debe administrar y comunicar sus expectativas como cualquier otro trabajo.

Las niñeras son como cualquier persona. Puede que para una salida de noche mientras tus hijos están durmiendo sí funcionen como Mary Poppins, pero si estás buscando una relación de más largo plazo, esto requerirá un poco más de trabajo. Las babysitters no se vincularán instantáneamente con tu familia ni podrán leer la mente de quienes vivan en tu casa.

Por eso uno de los puntos más importante es la información que se entrega el primer día, para que tu babysitter sepa qué esperar y qué hacer, y acordar temas fundamentales del trabajo. 

01. El punto de partida: qué debes informar a tu babysitter antes de partir

Administrar la relación con una babysitter, cuidadora o niñera comienza desde el día 0 y es por eso que en Alba ponemos tanto énfasis en que las familias acuerden los puntos más relevantes y traspasen la información correcta antes de comenzar una relación. Aquí te dejamos una lista de las cosas que nuestras babysitters se preocupan de acordar con las familias antes de trabajar (muchas de estas están ya pre-acordadas desde la aplicación): 

  • Tiempos, duración y flexibilidad: Cuándo esperas que venga la babysitter y qué tan constante será ese trabajo. ¿Necesitas alguien por 1 día, 1 semana, 1 mes o de forma indefinida? Tu babysitter necesitará saber eso 
  • Información sobre tus hijos: Qué edad tienen, cómo se llaman, qué les gusta hacer y comer, cuales son sus juguetes favoritos.
  • Rutina de la familia: A qué hora duermen, duermen con algún chupete, tuto o de alguna forma especial (como por ejemplo con la luz prendida). A qué hora comen y cuales son las medidas. Las mamaderas a qué hora se dan y de que forma son? Sobre las mudas y el baño, saben ir solos o hay que acompañarlos. Tienen permitido ver tele o utilizar el celular?
  • Información de salud: Tus hijos tienen alguna alergia o condición médica que tu babysitter deba estar al tanto? Alguno está tomando un remedio?
  • Información de emergencia: En caso de emergencia, cuál es el número de contacto secundario o terciario. Qué debieran hacer si nadie responde? Con qué clínica u hospital tienen convenio y qué tipo de seguro tiene tu familia

En Alba creamos este checklist que todas nuestras babysitters siguen antes de trabajar con una familia y lo puedes descargar gratis para ocuparlo. Te recomendamos dejarlo en tu refrigerador, tal como le recomendados a nuestras niñeras.

02. Clarifica tus expectativas sobre su trabajo

Nunca estarás en la misma página con tu niñera si no le muestras la película completa. Si no lo hacen, no podrás administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera. Al principio, tómate un tiempo para discutir tus expectativas generales. Si no estás contratando una babysitter por una empresa que capacita a todas ellas y tiene estrictos protocolos, como Alba, no asumas nada. Algunas cosas que son fundamentales conversar:

Reportes:

¿Con qué frecuencia deseas comunicarte y cómo? ¿Deseas recibir mensajes de texto diarios al mediodía y a las 5 p.m., o tal vez una historia de Snapchat de lo que tu hijo ha estado haciendo todo el día? ¿Con qué se siente más cómoda tu niñera y qué es efectiva sin ser demasiado dominante?

En Alba nuestras babysitters envían fotos, videos y textos de actualización cada 1 hora aproximadamente, además de hacer un reporte al finalizar cada trabajo, ya que descubrimos que generalmente eso es lo que deja más tranquilo a los padres.

Puntualidad:

¿Qué tan importante es para ti? ¿Qué pasa si llegas tarde? ¿Se pagarán esas horas? ¿Si tu te atrasas, ella se puede ir o te tiene que esperar? ¿Cuanto tiempo de espera crees que la babysitter debe tener?

La realidad es que el tiempo es difícil de manejar, para los padres. Las Babysitter en Alba esperan a las familias por horas hasta que lleguen y el precio de esa espera ya está acordado de antemano, pero no todas las cuidadoras que te recomendarán tus amigos tienen la misma paciencia. Ten en consideración esto antes de partir un trabajo con una niñera.

Reemplazos y faltas:

Si tienes una relación de largo plazo con una niñera será inevitable (como en cualquier trabajo), habrá un día que tu niñera no podrá ir, ya sea por temas de salud, por que tuvo un accidente o incluso por temas más difíciles de predecir, como la muerte de un familiar.  ¿Qué esperas? ¿Que ella te busque un reemplazo o tu te quedas en casa ese día cuidando a tus hijos? ¿Con cuánto tiempo esperas que te avise? ¿Qué pasa si no te enteras hasta último minutos?

En Alba descubrimos que las babysitters que no pasan por nuestro filtro fallan más del 15% de los días y las nuestras aproximadamente un 3%. Por eso, cuando una de nuestras babysitter sabe que no puede ir, nos avisa de forma inmediata y nuestro equipo buscará un reemplazo para que tú tomes la decisión de qué hacer, ya sea tener un reemplazo igual de capacitado para ese día o quedarte en casa. 

Higiene y vestimenta:

Muchos papás no nos creen, pero este es uno de los principales problemas que tienen las familias con sus cuidadoras, y es que no comparten mismos estándares de higiene y vestimenta. ¿Estás ok con que la babysitter llegue con olor a cigarro o que venga con una mini y tacones a cuidar a tus hijos? ¿Qué pasa si lo hacen?

Este punto es tan relevante como los otros en Alba a la hora de capacitar a nuestras cuidadoras. Higiene perfecta y vestimenta adecuada para cuidar y jugar con los niños siempre.

03. Conoce y administra sus expectativas sobre el trabajo

Tu cuidadora ya sabe qué esperas de ella, pero ¿sabes qué espera ella de ti? Esto es tan importante como lo otro, ya que si tu niñera no está feliz, hará un mal trabajo o eventualmente renunciará. Para administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera. deberás conocer sus expectativas y administrarlas en el tiempo.

Pagos:

Uno de los principales problemas de las babysitters es que los padres se demoran mucho en pagar. Es importante que acuerdes con tu babysitter cada cuanto lo harás y que lo cumplas. En Alba encontramos que las babysitters utilizan el dinero para pagar materiales de estudios, la movilización y sus hobbies, los que normalmente no pueden esperar más de 5 días. 

Tendrás que estar atenta a pagar de forma constante a tu cuidadora, y hacer transferencias todas las semanas si es necesario. Cuando reservas a tu babysitter a través de Alba, le pagamos a las cuidadoras 3 veces por semana, para asegurar que tengan su pago en el momento que lo necesitan.

ARTICULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Costo y precio de una babysitter, niñera o cuidadora de niños
Compensaciones y registro de horas:

Reservaste a tu babysitter por 3 horas todos los días, pero un día trabajó 6 horas y otro trabajó 2. ¿Qué espera tu babysitter? Está ok con netear las horas o ella espera que le pagues 3 horas adicionales por ese atraso? 

La verdad es que si no reservaste a tu babysitter por Alba, tendrás que acordar eso de antemano. Es más, tendrás que llevar un registro personal de todos los días para asegurarte que le estés pagando lo correcto. La gran mayoría de los padres no lo hacen y eso termina en babysitters enojadas y que deciden no trabajar más para esa familia y ¡qué dolor de cabeza si te sucede! Tener que encontrar otra babysitter todo de nuevo. 

En Alba tenemos esto bastante resuelto y los pagos están acordados y cada sesión tiene su registro de horas de inicio y de fin, el cual tú solo confirmas. ¡Es muy simple!

Evaluaciones:

Aunque muchos no lo crean, las niñeras les gusta mucho tener evaluaciones. Ellas nos dicen que es su única forma de aprender y mejorar en su trabajo. Tienes que saber si tu cuidadora quiere evaluaciones y entregarlas de forma continua. En Alba recopilamos información de todos los padres con que trabajan nuestras niñeras y les enviamos reporte de cómo lo están haciendo y en qué pueden mejorar según los padres. 

04. Habla cuando algo te molesta

«Lleva años construir puentes con las personas y solo minutos para hacerlos explotar».

En Alba descubrimos que las personas son malas para decir lo que les molesta, por lo que tuvimos que implementar un proceso en donde al finalizar cada trabajo, le preguntamos a las familias y a las cuidadoras si todo está ok y si hay algo en que las podamos ayudar con la familia. Sorprendentemente, casi la mitad de las familias lo utilizan para que nosotros le digamos a las babysitter qué cosas no le gustan a la familia. 

¿Tu niñera se ha estado retrasado constantemente, parece demasiado crítica por todo, o no ha cumplido con los acuerdos iniciales? Debes evitar los ataques personales y debes atenerte a los hechos al hablar sobre los problema y enfocar la conversación en cómo evitar que vuelva a suceder. Lo más importante, no hagas suposiciones. Un problema personal en la vida de tu niñera podría estar causando la tardanza.

Antes de comenzar la conversación difícil, asegúrate de tener un objetivo claro en mente, saber en qué estás dispuesto a ser flexible y qué no es negociable. Mantén tus emociones bajo control. «Se necesitan años para tender puentes con las personas y solo minutos para hacerlos explotar» dice un popular dicho. 

05. No te olvides de mostrar tu aprecio y respeto

Todos sabemos que cuidar a los niños puede ser un trabajo extremadamente duro, con días largos y tareas a menudo monótonas. Si tu niñera maneja todo esto sin problemas y mantiene a tus hijos felices y seguros, muéstrale aprecio con frecuencia. Cuatro de cada cinco empleados compartieron que están motivados para trabajar más duro cuando su jefe muestra aprecio por su trabajo, según una Encuesta de Apreciación del Empleador realizada por Glassdoor, es lo mismo para tu niñera. Profesa tu aprecio en voz alta (o a través de las recomendaciones de nuestra aplicación), de manera regular: “Nunca podría hacer esto sin ti. ¡Gracias por todo tu gran trabajo!”. Las niñeras adoran esto.

De la mano de la apreciación viene el respeto. Yendo más allá de la humanidad general y la cortesía, asegúrate de respetar el tiempo, la privacidad, la vida personal y el rol de tu niñera. No permitas que los deberes del trabajo vayan más allá de lo que ambos discutieron inicialmente, y respeta las líneas que tu niñera dibuja alrededor de su propia vida. 

En general, no olvides que una administrar la relación con tu babysitter, cuidadora o niñera es una tarea compleja y emocional. Como cualquier gran relación, requerirá mucha comunicación, comprensión, simpatía y equilibrio. Pero cuando funciona, irás más allá de solo empleador / empleado. Te sentirás como en familia.