Auge de los afterschool: una buena opción para padres que trabajan

Auge de los afterschool: una buena opción para padres que trabajan

Cada día hay más mamás que trabajan (seis de cada 10, en promedio, en Chile) y más colegios o jardines que terminan antes de la jornada laboral, por lo que las madres han tenido que recurrir a distintas alternativas para el cuidado de sus hijos. Si bien antes la opción eran los abuelos, primos o hermanos, esto cada vez sucede menos debido a una red de apoyo mucho más pequeña que antes. Pero eso los Afterschool como ha respondida al ser una buena opción para padres que trabajan.

 

Si aún no estás seguro si una babysitter, niñera, afterschool, jardín infantil u otra opción es la mejor para tu familia, puedes ver nuestra guía completa de servicios de cuidado para tus hijos para tomar una decisión más informada.

 

Guía completa de servicios de cuidado para tus hijos

 

Por esto ha surgido una nueva alternativa, mucho más confiable y que incentiva el desarrollo de los niños: los afterschool o babysitters, niñeras, tutoras o cuidadoras de niños (como quieras llamarlo) dedicados a los niños para evitar que caigan en la rutina de ver televisión después del colegio y, en vez, tengan actividades planificadas y pensadas para estimularlos y entretenerlos. Y, lo más importante, socializar con otros niños. Esto funciona incluso en las vacaciones cuando no hay colegios ni jardín.

 

¿Qué son los afterschool?

El concepto nació en Nueva York y se trata de servicios de guardería y cuidado de menores desde los 3 años aproximadamente hasta la pre-adolescencia, pensado especialmente como una buena opción para papás que trabajan. En algunos casos son otorgados gratuitamente por municipalidades aunque la mayoría son privados. También los afterschool pueden ser en un recinto privado como un colegio o jardín, pero también puede ser en tu hogar.

Alba ofrece servicios de afterschool  y beforeschool en tu hogar, con la mayor flexibilidad posible y todos los beneficios de un afterschool fuera y de tu casa, pero en la comodidad de tu hogar. (como actividades programadas, parvularias y psicopedagogas capacitadas, pasar a buscar a los hijos al colegio, reemplazos y mucho más) 

Si bien muchos afterschools no entregan educación formal, éstos sí tienen un rol educativo. A veces hacen tareas con los niños, acompañados de psicopedagogas y parvularias, y muchos realizan talleres de distintos temas como idiomas, música, arte, deporte, entre otros. 

Si bien la idea es que el niño asista indefinidamente y que el pago sea mensual, ciertos afterschool tienen la posibilidad de pago por hora. Algunos incluso están disponibles para celebrar cumpleaños o permiten que niños ingresen los fines de semana para disfrutar de las instalaciones. En Alba puedes reservar cualquiera de estos servicios.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que al no ser considerados como establecimientos de educación formal, no tienen exigencias de idoneidad docente, material didáctico ni infraestructura de parte del Ministerio de Educación para asegurar la calidad, como sí lo tienen los colegios y jardínes. De todas formas, se han convertido en la opción de moda para padres que deben ingeniárselas para ir a trabajar en un mundo cada vez más individualista, por que la realidad es que compatibilizar vida, trabajo y familia no es fácil para nadie. 

 

¿Sabías que con Alba puedes contratar a una babysitter para un servicio de after school? Así la misma cuidadora puede ir periódicamente a tu casa a cuidar a tus hijos y hacerles actividades de acuerdo a sus edades.