Cómo entrevistar a una babysitter o niñera o cuidadora de niños

¡Es hora de tomar decisiones! Ya elegiste a las postulantes, ahora llegó el momento de seleccionar a la babysitter definitiva. Con ello también nace la gran interrogante, ¿cómo entrevistar a tu babysitter y qué preguntar precisamente?
Cómo entrevistar a una babysitter o niñera o cuidadora de niños

¡Ok, es hora de tomar decisiones! Si bien ya elegiste a las postulantes, ahora llegó el momento de seleccionar a la babysitter definitiva. Para esto de seguro ya organizaste tu horario y programaste la cita con cada una de las niñeras interesadas en cuidar a tu pequeño, pero con ello también nace la gran interrogante, ¿cómo entrevistar a una babysitter o niñera, y qué preguntar precisamente?

La entrevista, como parte del proceso de contratación de un trabajo, es un momento crucial para conocer a las postulantes. Sobre todo si se trata de una persona que trabajará en tu hogar, por lo que se sugiere que la instancia sea provechosa y un momento para conocer en profundidad a la futura niñera que cuidará de los pequeños.

Esto porque no solo te permitirá saber sus antecedentes y experiencia laboral, sino que también sus motivaciones, intereses, gustos, habilidades y disposición al empleo. Y aunque algunos podrían creer que la entrevista es intimidante o invasiva, lo cierto es que si existe una buena organización del tiempo, las preguntas se formulan bien y el trato es el adecuado, puede volverse un momento clave y satisfactorio para ambas partes, ya que se entregará claridad de lo que se espera y permitirá una seguridad en la decisión que se determine.

En Alba sabemos que no es una tarea fácil, pues no solo se trata de una conversación entre dos personas, sino que es un momento clave para decidir quién se hará cargo de tu hijos mientras trabajas o debes cumplir algún compromiso, por lo que es justamente en esta instancia donde debes aprovechar de obtener la mayor información y así poder decidir por quien cumpla con tus expectativas.

Es por este motivo, que hemos creado esta guía con algunas preguntas que te ayudarán a entablar un proceso de entrevistas fluido y relajado, donde no solo podrás conocer la experiencia que poseen las postulantes en el cuidado de niños, sino que también te ayudarán a decidir de manera asertiva, según lo que estás buscando.

Y si bien sabemos que cada familia es diferente y única en sus expectativas, lo cierto es que a veces se puede caer en la duda si es que la respuesta que entrega la babysitter es la correcta o bien si cumple con los que se espera. En Alba ideamos un marco de acción, que te decidimos compartir, y que nos permite obtener seguridad y certeza de lo que se está buscando realmente en el perfil de las niñeras:

  • Piensa bien tus preguntas antes de la entrevista.
  • Antes de entrevistar a alguien, analiza qué sería una buena y una mala respuesta para ti, según tus expectativas.
  • Determina un punto mínimo exigido, es decir, respuestas que si se responden mal no vas a aceptar y que descartarán de inmediato a la postulante.
  • Anota las respuestas cuando te las entreguen, para que no se te olviden y no te inclines solo por un tipo de respuesta.
  • Al finalizar, evalúa las respuestas y ve si están acorde a tus exigencias iniciales.
  • No bajes tus exigencias luego de analizar solo porque es difícil encontrar a alguien, aún cuando el proceso se vuelva más extenso, pues es mejor sentirse confiada y segura de la selección final.

Si aún estás evaluando si una babysitter, niñera, jardín infantil u otra opción es la mejor para cuidar tu familia cuando tu no estás, puedes ver nuestra guía completa de servicios de cuidado para tus hijos para tomar una decisión más informada, analizando todas las opciones.

Guía completa de servicios de cuidado para tus hijos
Conociendo a la babysitter

Es importante que la entrevista a tu babysitter o niñera sea lo más natural posible, y que ambas partes se sientan cómodas mientras conversan, por lo que el primer paso será conocer a la babysitter, pero de una forma directa, permitiendo responder de forma concisa y no donde se dé todo el tiempo para explayarse, pues si bien no queremos recibir monosílabos, tampoco queremos saber todos los detalles de su vida, pero sí conocer su experiencia en cuanto al cuidado de niños.

Por tanto, y para que la instancia sea aún más cómoda y relajada, te sugerimos ir paso a paso, es decir, que si se trata de una postulante de la cual no has oído o recibido recomendaciones de su desempeño, algunas preguntas podrían ir orientadas a su experiencia como niñera o bien, específicas, de acuerdo a las rutinas o normas que se tengan en el hogar.

Puede comenzar con preguntas como:

  • ¿Cuánto tiempo llevas trabajando como niñera?
  • ¿Has cuidado a más de un niño a la vez?
  • ¿Prefieres cuidar bebés o niños más grandes? ¿Por qué?
  •  ¿Tienes alguna experiencia personal que te ayudó para convertirte en babysitter
  • ¿Si se hace tarde, tienes algún contacto de transporte confiable o usas alguna app?
  • ¿Qué actividades te gusta hacer con los niños?
  • Este es un hogar con algunas reglas ( horarios para ver televisión, mascota indoor, dietas vegetarianas, entre otros) ¿tienes problemas con ello?

Aquí las preguntas pueden variar o aumentar, según la fluidez y la respuesta de la entrevistada, pero lo importante es que sean simples y relajadas. Si la candidata no se explaya y responde sólo con monosílabos, trata preguntándole sobre su vida, como partió con el cuidado de niños o que te cuente de su familia.

 

Antecedentes académicos y especialización

Si efectivamente la candidata es una persona totalmente nueva para ti o no posees recomendaciones acerca de su trabajo como niñera, entonces es importante que tus preguntas apunten a rutinas o temas específicos y que tengan relación con el buen funcionamiento del hogar.

Además, contar con una babysitter es asegurarse de su especialización en el cuidado de niños, por lo que un plus pueden ser los estudios relacionados que pueda poseer, ya sean en educación, psicología, deporte o educación.  Evaluar esto es esencial al entrevistar a la niñera. Para esto podrías preguntar:

  • ¿Tienes estudios relacionados al cuidado infantil?
  • ¿Egresaste o estás cursando alguna carrera actualmente?
  • ¿Hablas otros idiomas? ¿Cuáles?

En esta parte de la entrevista, puedes adicionar preguntas específicas de acuerdo a las necesidades de tus hijos, por ejemplo, si tiene conocimientos en bebés que necesitan asistencia o terapia física o que padecen de alergias alimentarias, o bien, si han tienen experiencia cuidando niños con TEA.

Recuerda que la entrevista es solo una de las partes de seleccionar una babysitter. Es clave validar todas estas respuestas, ya que desafortundamente mucha gente inventa calificaciones y especializaciones. Puede ver esta guía de cómo seleccionar a una babysitter como un prefesional para tener más contexto. Cuando reservas una candidata a través de Alba, nosotros nos preocupamos de validar todos sus antecedentes académicos, asegurándonos que tengas la mejor profesional en tu hogar.

Cómo seleccionar una babysitter como un profesional
Antecedentes laborales y comportamiento profesional

Aquí de seguro la conversación ya estará más avanzada y relajada, por lo que es el momento ideal para preguntar por los trabajos anteriores que puede haber tenido la babysitter. Lo que queremos con esta parte de la entrevista, es obtener referencias profesionales de tu babysitter o niñera, pues aunque puedan ser distintas las familias, lo que se busca es tener una idea de su experiencia y cómo se relacionaría con las expectativas propias.

Algunas preguntas, podrían ser:

  • ¿Cuándo y dónde fue tu último trabajo?
  • Mientras buscabas un  nuevo empleo, ¿te dedicaste a otra cosa?
  • ¿Cómo era el día a día en tu último trabajo?
  • ¿Qué destacarías de tu último trabajo como babysitter? ¿Qué cosas no?
  • ¿Has vivido situaciones difíciles de manejar, como niños insolentes o bebés que no dejan de llorar? ¿Cuál ha sido tu método para solucionar la situación?
  • ¿Y en situaciones de emergencia o gravedad? ¿Me podrías comentar detalles de lo sucedido?
  • ¿Has tenido trabajos recurrentes o de largo periodo? ¿Qué tal la experiencia?
  • ¿Te gustaría seguir en trabajos de dicha modalidad? Si es así, ¿cuál es tu disponibilidad horaria actual?

 También podrías agregar preguntas más específicas, según tus requerimientos, por lo que esta sección puede ser más extensa que las anteriores. Al final, debes preguntar por referencias específicas, que te nombre familias con las que ha trabajado y te entregue una forma de contactarlos. Tendrás que revisar esta información y llamar a las familias. ¡Este paso es fundamental y no se te puede pasar!

Asimismo, se sugiere siempre solicitar documentación legal sobre el cuidado de niños, como por ejemplo, el certificado de inhabilidades para trabajar con menores de edad, el cual registra los antecedentes penales relacionados a dicha materia. En Alba nos preocupamos de hacer la validación con las familias antes de permitir que babysitters se listen en nuestra plataforma y nos encontramos muchas veces con sorpresas.

También es importante hacer preguntas situacionales que te den información de cómo reaccionará la babysittar ante situaciones comunes o de riesgo. Puedes preguntarle cosas como:

  • Cuéntame un caso en que hayas tenido problemas cuidando un niño y no hayas sabido qué hacer
  • Cuéntame un caso en que hayas opinado distinto a los padres respecto a cómo cuidar de sus hijos y cómo actuaste
  • Cuéntame un caso en que la familia estaba atrasada y tú te tenías que ir. ¿Cómo actuaste?
  • ¿Si sucede una emergencia, qué harías? ¿Qué pasa si no te contestamos?
  • ¿Si alguien toca el timbre y dice que viene al hogar con permiso de los padres o es la vecina a buscar algo que se le quedó, qué haces?
  • ¿Si llama el «tio» o el «primo», pidiendo llevar a los niños a algún lugar, cómo responderías?

Estas preguntas te permitirán entender como reaccionará la cuidadora ante determinadas situaciones. Nosotros en Alba realizamos test de varias preguntas de casos y situaciones cuando entrevistamos a las babysitters y niñeras. Tenemos que estar seguros que reaccionarán bien ante emergencias o situaciones inesperadas.

Seguridad y más seguridad 

Es fundamental garantizar la seguridad con la que contarán los niños mientras tú no estás en casa y estén bajo la responsabilidad de la babysitter, por lo que averiguar qué conocimientos posee en esta área es crucial.

En Alba somos los únicos en la región que incluimos en nuestro servicio un seguro de accidentes y de gastos médicos, tanto para la niñera como también para los niños, ya que nuestros protocolos son tan confiables que podemos trabajar con grandes empresas de seguro. Pero si no contratas por Alba, deberés hacer aún más incapié en la seguridad.

  • ¿Sabes qué procedimientos realizar en caso de que un niño se asfixie?
  •  ¿Sabes nadar o hiciste algún curso de guardavidas?
  •  ¿Cuentas con certificado de Primeros Auxilios? ¿Sabes hacer RCP?
  • ¿Te complica instalar sillas de bebés en el auto, en caso de que debas trasladar a los niños?
  • ¿En casos de urgencias, sabes conducir o tienes automóvil?
  • ¿Te ha tocado vivir una situación de emergencias? ¿Cómo fue reacción ante ello y qué protocolos llevaste a cabo?
Vamos al grano

Si llegaste a esta etapa y consideraste que la candidata podría cumplir con lo que estás buscando para tus niños, entonces es necesario incluir preguntas relacionadas a tus expectativas, por lo que será necesario discutir sobre los requisitos y los detalles del empleo, por ejemplo, el horario, días libres, vacaciones y otros beneficios.

Algunas preguntas que podrían ayudarte:

  •  ¿Tu horario es flexible durante la semana? ¿Tendrías problemas en quedarte en caso de que nos atrasemos en llegar del trabajo?
  • ¿Cuentas con disponibilidad para cubrir urgencias?
  • ¿Existen responsabilidades o tareas que prefieres no hacer? ¿Cómo cuáles?
  • ¿Tienes algún pasatiempo o realizas alguna actividad deportiva? (puede preguntar directamente también, por ejemplo, si toca algún instrumento, en caso de que los niños disfruten de la música)
  • ¿Te consideras capacitada físicamente para las labores que debe cumplir una babysitter? (Jugar, correr, ser rápida, saludable, entre otras)
  • ¿Con qué ropa vendrás a trabajar? (te sorprenderías lo que muchas responden)

En esta etapa también, debes ser sincera y abierta en comentar requisitos exclusivos de la familia, por ejemplo si se debe administrar un remedio, convivencias con mascotas que vivan dentro del hogar u horarios de comidas que se deben respetar en la rutina diaria de los pequeños que cuidará. Lo importante es comunicarlo de forma oportuna y así tener claridad de lo que se espera.

  • Mi hijo está aprendiendo a ir al baño solo ¿estarías dispuesta a lidiar con eso?
  • ¿Lo ayudarías a hacer sus tareas escolares?
  • ¿Cuentas con experiencia en niños que padecen alergias?
  •  ¿Estarías dispuesta a preparar alguna colación o snack saludable durante la tarde?
  • ¿Cómo sería una jornada con los niños? ¿Qué actividades les harías?
  • ¿Has cuidado a niños con necesidades especiales?

Esta parte de la entrevista podría ser crucial, para tu decisión final, por lo que es importante que pongas atención al modo en que responde la babysitter. En caso de que creas que realmente la postulante no cumple con los requisitos, siempre puedes dar término a la entrevista de forma cordial.

Hora de presentar a los protagonistas: los niños

Si te gustaron las respuestas de la etapa anterior, entonces tal vez es momento de que la babysitter pueda hablar con libertad acerca de su función como niñera, propiamente tal. Para esto será necesario preguntar sobre sus decisiones, preferencias y ritmo de trabajo. Si te parecen bien sus respuestas, entonces es momento de que los pequeños conozcan a la babysitter que probablemente los cuidará. 

  • ¿Qué es lo que más disfrutas siendo niñera?
  • ¿Prefieres organizar tus actividades de babysitter o ser espontánea te resulta mejor?
  • ¿Qué te hace ser una buena niñera?
  • ¿Cuál es la disciplina que aplicarías con los niños?
  • En situaciones de descontrol, accidente o mala conducta ¿Cómo lo abordarías? ¿Cómo me lo comunicarías?

Si las respuestas fueron más de lo que esperabas, entonces es momento de que se coordine una próxima visita, para conocer a los pequeños, pero si por el contrario sus respuestas no te impresionaron mucho, tienes dudas o crees que algo está errado, entonces continúa con el ciclo de entrevistas, hasta que estés confiada y segura de tu decisión.

 

Preguntas prohibidas

Si bien la selección y elección de la niñera que contratarás, es una decisión bastante personal, debes considerar que hay preguntas que no deberían ser determinantes a la hora de escoger a la niñera, pues dicho proceso de entrevistas, se debe basar, al igual que un proceso de contratación, con bases legales y respetando la privacidad de las candidatas.

 Algunas preguntas que no deberían hacerse son las relacionadas con: 

  • Su etnia
  • Tipo de formación estudiantil (por ejemplo, si estudió en un colegio municipalizado o particular)
  • Orientación sexual
  • Estado civil
  • Si desea quedar embarazada
  • Invalidez
  • Creencias o puntos de vista en cuanto a la religión

Es probable que estos tópicos puedan surgir de forma natural durante la entrevista, sin embargo, no debería ser motivo para no contratarla o un factor influyente en tu decisión.

Recuerda que la entrevista es solo una de las partes de seleccionar una babysitter. Es clave validar todas estas respuestas, ya que desafortunadamente mucha gente inventa calificaciones y especializaciones. Puedes ver esta guía de cómo seleccionar a una babysitter como un prefesional para tener más información. 

Luz de alerta

El proceso de entrevistas es una instancia clave para conocer mejor a las postulantes, pero también para saber si cumplen o poseen la disposición para cumplir tus expectativas, por lo que si notas algunas de las siguientes señales, debes considerarlas a la hora de elegir a la babysitter que cuidará a tus hijos.

  • Llega tarde o no da aviso de que va atrasada
  • Demora o no responde tus mensajes o llamadas, para organizar la entrevista
  • Se olvida de la cita que habían programado
  • Parece poco interesada en el trabajo
  • No está dispuesta a cumplir con las normas básicas del empleo
  • Se refiere negativamente a familias o niños que ha cuidado antes

Recuerda que si bien deseas que se cumplan los requisitos, también esperas un compromiso real en cuanto a la responsabilidad de quien finalmente pasará tiempo significativo con tus pequeños.

¡Y bien! Ahora que ya cuentas con esta guía de preguntas, para hacer de tu entrevista un momento provechoso y decisivo, entonces solo resta que elijas a quien cumpla con tus requerimientos y objetivos de la niñera ideal para tus niños.