¿Es posible compatibilizar vida, trabajo y familia?

Poder compatibilizar vida con el trabajo es algo que nos preocupa como padres. No solo en lo emocional, sino que también en lo psicológico y en lo físico.

¿Es posible compatibilizar vida, trabajo y familia?

¿Es posible compatibilizar vida, trabajo y familia?

Sabemos que este tema es, sin duda, algo que nos preocupa y nos agobia como padres. No solo en el ámbito emocional, sino que también en lo psicológico y en lo físico. Y sí, pues nos impacta de manera tal que muchas veces conlleva a consecuencias graves en lo que respecta las relaciones familiares y  el desempeño laboral.

Estrés, sentimientos de culpa y baja proyección familiar.  Al tener que optar por el trabajo, estos son algunos de los efectos que se han generado a raíz de dicha problemática. Mientras que en el ámbito laboral, la falta de motivación, el bajo rendimiento, el ausentismo, el aumento de licencias médicas, la rotación de personal y las enfermedades provocadas por el estrés no dejan de estar presente.

No obstante, ¿qué pasaría si pudiésemos compatibilizar nuestra vida personal con el compromiso laboral, sin tener que hacer tantos malabares? Sin duda, nuestra iniciativa por lograr los objetivos en cada ámbito cambiarían y sentiríamos la plenitud más cercana y propia del día a día.

Para esto, necesitaríamos organizar los tiempos, planificar las actividades, y la ayuda o colaboración de familiares o servicios seguros y confiables enfocados en el cuidado de niños. Aquí como complemento, se encuentra Alba, donde puedes optar por jornadas recurrentes, en el caso que necesites de la niñera varios días a la semana,  o esporádicos, si es que tienes una reunión a la que no puedes faltar.

¿Qué pasa en Chile?

Actualmente, existen políticas públicas que ayudan a compatibilizar la vida personal con la laboral. En su mayoría están enfocadas a la crianza de los niños y al beneficio directo de las mujeres, quienes, queramos o no, son las que se ven afectadas mayormente. Sobre todo cuando se trata de conciliar la productividad con las funciones del hogar, situación que se desencadenó hace aproximadamente 30 años con la inserción de la mujer en el mundo laboral.

Algunas de éstas son la sala cuna obligatoria, el postnatal de 6 meses, el prenatal para hombres, entre otras. Y, aunque son bastante positivas para la población que desarrolla tanto la función productiva, como también reproductiva, no logran cubrir por completo las necesidades que implica ser padres y funcionarios de un trabajo.

Para esto, y con el motivo de apoyar en dichas funciones a los empleados, algunas empresas y entidades, han optado por incluir medidas que permitan la compatibilidad de los quehaceres personales y familiares con las responsabilidades laborales, demostrando con ello de que económicamente es posible y lo mejor, que logra su objetivo de contar con un personal activo, motivado, contento y comprometido.

Además, al lograr dichos fines se genera también un mejor ambiente de trabajo, disminuye la rotación, aumenta la producción y también la demanda por querer trabajar en dichos espacios, pues ¿quién no se sentiría a gusto al poder cumplir con las responsabilidades laborales y además tener tiempo para las actividades familiares?

Medidas en pro del equilibrio entre familia y trabajo

Salud, calidad de vida, tiempo familiar y productividad son sinónimos de felicidad cuando se encuentra un equilibrio entre todos estos factores. Y es precisamente a lo que apuntan algunas empresas, que sin obligación previa, han querido optar por nuevas modalidades de trabajo y beneficios que les permita mantener cómodos y satisfechos a sus empleadores.

Algunas de estas son las alternativas en el horario laboral, donde podemos encontrar:

  •       Más valor a los objetivos y metas a cumplir, en vez de un horario establecido.
  •       Trabajo remoto o a distancia
  •       Negociación en los horarios de entrada y salida
  •       Trabajo en horario parcial
  •       Banco de tiempo libre, para realizar trámites u otras actividades
  •       Trabajo compartido, es decir, dos funcionarios para realizar el mismo trabajo con menos horas cada uno
  •       Libertad en la distribución del tiempo, mientras se cumpla con las metas exigidas
  •       Selección de cierta cantidad de días hábiles divididos por horas y que se podrían utilizar durante el año (sistema de créditos).
  •       Semipresencial, o sea, que una parte se realiza en la oficina y otra en casa
  •       Semana comprimida, para obtener días libres

¿Es posible compatibilizar vida, trabajo y familia?

Dichas medidas han sido tan bien recibidas, que de hecho países como Bélgica, Alemania, Reino Unido, Francia, Holanda  y Finlandia ya las han incorporado y han logrado positivos avances en lo que respecta a esta materia.

Otras medidas son las enfocadas a las permisiones y facilidades respecto a los horarios e instancias para aprovechar más el tiempo en familia.

  •       Extensión o aumento en el horario de almuerzo y así ir a la casa, en caso de que la distancia lo permita.
  •       Días de permiso sin goce de sueldo.
  •       Descanso paternal y maternal sumado a lo establecido en la Ley
  •       Terminar la jornada más temprano los viernes
  •       Permiso de ausentarse por motivos de urgencias familiares, cuidado de los niños o actividades familiares
  •       Días de permiso por nacimiento o muerte de un familiar y también en caso de que el empleador se case
  •       Reuniones laborales solo durante la mañana o a más tardar hasta las 17:00 horas.
  •       Vacaciones de verano e invierno
  •       Permisos para celebraciones de fin de año o fiestas patrias
  •       Días de vacaciones más de lo permitido legalmente
  •       Incorporación paulatina luego del postnatal

Lo anterior ha permitido que actividades como reuniones de colegio, idas al médico, paseos de fin de año, celebraciones familiares, entre otras, sean más accesibles al no tener que cargar con la presión laboral, que muchas veces implica estar más de ocho horas diarias, sin considerar que a veces el trabajo se lleva a la casa y no siempre se pueden postergar.

Por lo mismo, también se han sumado beneficios, que junto a las medidas y las permisiones, hacen mucho más fácil la compatibilidad entre la vida laboral con la personal, tales como:

  •       Espacios de lactancia
  •       Terapias psicológicas para la familia
  •       Copago de jardines, salas cunas y servicios de babysitters (muchas empresas en Chile han optado por Alba para otorgar dicho beneficio)
  •       Formación educativa para padres
  •       Extensión o actividades educativas para los hijos

Es importante considerar que si bien la realización laboral es fundamental en nuestra vida profesional, también lo es nuestra compañía y presencia en el desarrollo, crianza y cuidado de los hijos, donde cada etapa requiere de una guía y acompañamiento, para asegurarnos de que realmente estamos entregando las herramientas y valores que necesitan nuestros niños, quienes de seguro agradecerán tenernos más cerca y lograr compatibilizar el trabajo con la vida familiar y el compromiso que se asume al ser padres.

¿Te gustan nuestros consejos? Te invitamos a revisar nuestra lista de tips de cuidado en dónde encontrarás mucho, mucho más.