Lo que todo el mundo debiera saber sobre la adopción

Para muchos la adopción es algo lejano y desconocido. Por eso te traemos lo que todo el mundo debiera saber sobre la adopción.

Para muchos la adopción es algo lejano y desconocido. Por eso te traemos lo que todo el mundo debiera saber sobre la adopción. Si no te afecta directamente, se trata de un tema que casi no discutes ya que no sabes bien cuál es la manera correcta de abordarlo. Sin embargo, sabemos que es una realidad cada vez más frecuente… y la verdad es que ya no es extraño que algún amigo o familiar la elija como su camino para formar una familia.

En este post les contaremos lo que a juicio de Amanda Foust*, madre de una niña adoptada, debería todo el mundo saber acerca de la adopción.

*Amanda hace tres años adoptó a una niña, lo que para ella ha sido un viaje increíble. Si bien reconoce que esta experiencia ha tenido altos y bajos, cada situación los ha hecho crecer mucho, a ella y a su esposo. Además de madre y esposa, Amanda es escritora y hace charlas motivacionales. Su tiempo libre lo dedica a la lectura, decoración y escritura. Puedes encontrar más de sus artículos, eso si en inglés, en Downs, Ups & Teacups y TheDailyPositive.com.

Con el objetivo de que se entienda mejor, hablaremos sobre la “hija adoptada”. Sin embargo, en el día a día Amanda jamás hace esta distinción, ya que pare ella, ambos son igualmente hijos.

1- La adopción no es un plan B.

Cuando Amanda anunció que estaba adoptando a un hijo, la mayoría de la gente asumió que no podía tener hijos biológicos. La verdad es que para la mayoría de las parejas esa es la razón de la adopción. Sin embargo, para muchas no lo es.

Cuando las personas asumen que la adopción es el plan B, tratan al niño adoptado como un plan B. Cuando Amanda anunció que estaba embarazada, tres meses después de adoptar, mucha gente se le acercó, muy emocionados, y le decían cosas como “¡Guau, esto es un milagro! Después de adoptar, la mayoría de las personas son capaces de tener una guagua propia”

Hay muchas cosas incorrectas con esta declaración. 1. La hija adoptiva es también un milagro. 2. Una adopción no hace automáticamente a una persona más probable concebir. 3. Un niño adoptado es “propio” también.

2- Un niño adoptado es tan miembro de una familia como los hijos biológicos.

No existe una diferencia. Los hijos adoptados son hijos “reales” y “propios”. Usar esas palabras al frente de una familia que adopta no es apropiado. Si es necesario hacer una diferencia, usar el término “hijo biológico”.

3- La adopción proviene del dolor.

Mucha gente comenta que los niños adoptados son unos afortunados desde el momento que una familia los recibe. Sin embargo, para las familias que adoptan hijos, esta frase suele ser muy frustrante. Los niños adoptados nunca debieran sentirse afortunados por recibir el cariño que se merecen. Sus historias son dolorosas y ellos viven con un trauma que no se suponen que deberían tener. La adopción es un lindo ejemplo de redención o rescate, pero el dolor que hay detrás de esto, nunca debe ser ignorado con las palabras de “bendito” o “afortunado”

4- La ubicación donde se adopta es irrelevante.

Cada vez es más frecuente adoptar niños de otros países. Pues en realidad existen niños necesitados en todas partes. Ningún niño de un continente, país, estado o ciudad es mejor o peor. Podemos preguntar de dónde es un niño adoptado, pero no juzguemos la respuesta. La ubicación de la adopción no es una preocupación cuando un niño está en necesidad y por lo tanto, no debe ser cuestionado o criticado.

5- Las familias adoptivas a menudo se sienten solas e incomprendidas. ¡Encuentra una manera de apoyarlos!

Sabemos que no todo el mundo está llamado a adoptar, pero sí todos debemos apoyar a las familias que escogen ese camino. Dado esto, te invito a leer artículos relacionados a este tema, haz todas las preguntas que sean necesarias (preferentemente no delante de los niños) y esté ahí cuando el apego no está funcionando, o el trauma está reapareciendo o tu amigo y/o familiar está luchando por conectarse con su hijo. A veces no es posible entender, solo basta escuchar y dar tiempo y cariño.

¿Te gustan nuestros consejos? Te invitamos a revisar nuestra lista de tips de cuidado en dónde encontrarás mucho, mucho más.