¿Necesito un after school luego de la jornada escolar?

¿Qué pasa cuando la jornada laboral se extiende más que la de los hijos en el colegio o jardín infantil? Tal vez necesitas un after school para tu hijo.

¿Necesito un after school luego de la jornada escolar?

Para muchos padres que trabajan fuera de casa, en horarios de comercio u oficina, el que sus hijos se encuentren acompañados y seguros en el colegio es realmente un alivio. Sin embargo, ¿qué pasa cuando los turnos laborales son rotativos o la jornada se extendió más de lo previsto y los hijos ya no se pueden quedar en el colegio? Sin duda se suma una preocupación no menor a las que ya deben sobrellevar día a día las familias. ¿Quién va a buscar a mi hijo al colegio? y ¿qué hará si no hay nadie en el hogar? Son algunas de las preguntas que más se repiten nuestros clientes. Tal vez, necesitas un after school.

Actualmente, y a nivel mundial, se han generado una serie de cambios, tanto en la forma en cómo nos cuidamos y prevenimos de los contagios virales, como en las modalidades de trabajo y estudio. No es fácil saber cómo sobrellevar esta situación y además asegurarse que tus hijos estén en buenas manos. En Alba queremos ayudarte a tomar una decisión informada y te dejamos con referencias para que puedas evaluar diferentes opciones a la hora de pensar en el cuidado y estadía de los niños en horarios en que aún estás trabajando. Pero antes de eso, ¿cómo saber si necesitas el servicio?

Señales que indican que necesitas un servicio de after school

Al entrevistar a nuestros clientes, nos dimos cuenta que la mayoría de los  que necesita este tipo de servicios cumplen con alguna de estas características:

  • El jardín infantil, sala cuna o colegio termina antes de su horario laboral
  • Ambos padres trabajan o solo hay un apoderado en el hogar
  • Tienen horarios flexibles y difíciles de predecir
  • Suelen extenderse en reuniones de trabajo
  • Les dificulta pasar a buscar a sus hijos al colegio o jardín
  • El horario laboral de uno de los padres no es el tradicional (de 9:00-18:00)

Siendo esto, solo la base. También nos dimos cuenta que la situación de sus hijos es fundamental y la forma en cómo han elegido otros servicios de cuidado para sus hijos afecta. Entre otros, estos son los principales:

  • Sus hijos no son buenos para hacer las tareas
  • Sus hijos se aburren mucho en la casa
  • No hay adultos cuando los niños llegan del colegio o jardín
  • A sus hijos les gusta salir a jugar al parque, pero no tienen ningún adulto que los acompañe
  • El servicio de sala cuna o jardín es poco flexible y no permite atrasos o cambios de horarios
  • El colegio no cuenta con servicios extraprogramáticos o si los tiene, son muy rígidos

Por eso, no solo debes preguntarte si necesitas un after school, sino que debes preguntarte qué set de servicios debieras contratar y las características de cada uno. Para ayudarte a evaluar todas las opciones, puedes ver nuestra guía completa de servicios de cuidado para tus hijos para tomar una decisión más informada analizando todas las opciones juntas y no solo los after school.

Guía completa de servicios de cuidado para tus hijos

 

Sobre el servicio de After school

Estos programas, si bien de primera instancia pueden parecer que significa alargar la jornada escolar del pequeño, lo cierto es que pueden ser totalmente lo contrario. No solo está la opción de ayudarles en sus tareas académicas de una forma más tranquila y asesorada, sino que también el desarrollo de actividades recreativas, ya sean deportivas, artísticas o de juegos.

Los servicios de afterschool pueden ser impartidos en establecimientos dedicados exclusivamente a esta modalidad, la cual puede ser previa o después del horario del colegio. También, puede ser en la misma escuela a la que asisten los niños, los que generalmente se presentan en talleres que escogen según su edad, gustos e intereses y se desarrollan posterior a la jornada escolar.

En el caso de optar por un servicio solo de after school, fuera del colegio, esto implicaría considerar un pago adicional a una mensualidad escolar, por lo que si es así, te sugerimos tomar en cuenta otros factores beneficiosos para ti y tu hijo, tales como la distancia, el transporte (en caso de no esté incluido), la cantidad de horas que el pequeño estará ahí y el sistema de enseñanza o actividades que se impartirán en dicho lugar, con tal de que los niños se sientan seguros, confiados y entretenidos.

Alternativa a considerar: After school en tu hogar

Pero si en realidad lo que buscas es un servicio aún más personalizado y que implique que el niño vuelva directo a casa luego del colegio, entonces una buena opción es pensar en el servicio que entregan las babysitters o niñeras, quienes no solo cuidan al niño en su propio hogar, donde de seguro se sentirá cómodo y relajado, sino que también pueden ser un apoyo en la realización de tareas escolares, acompañamiento vigilado y por qué no, una compañera de juegos y actividades divertidas.

Incluso, en servicios de after school de primer nivel cómo los de Alba, pueden pasar a buscar a tus hijos al colegio o jardín infantil. Esto es un gran alivio para muchos.

Asimismo, al ser una persona que se enfocará solo en el cuidado de tu hijo, tienes la opción de elegir una babysitter certificada en ciertas áreas o bien que cumpla con requisitos en particular, como por ejemplo, que hable idiomas o que sea profesional del área de la salud o educacional, quien podrá acompañar a los niños en sus tareas, aplicando técnicas pedagógicas y de concentración a la hora de estudiar.

En cuanto al valor que requiere este servicio, su pago generalmente es por hora y se debe determinar si será diariamente, solo algunos días a la semana o bien de forma esporádica, es decir, cuando la familia lo estime necesario. 

Costo y precio de una babysitter, niñera o cuidadora de niños

En Alba ofrecemos servicios de after school en tu hogar, para ayudarte de forma sencilla a superar estos problemas, a un precio justo y con todos los beneficios que necesitas.  Además, contarás con babysitters capacitadas, horario flexible, pago garantizado, seguro contra accidentes, trasporte para tus hijos, entre muchos otros. 

Organización del tiempo y ayuda familiar

También existe la posibilidad de organizar los tiempos de las familias y llegar a acuerdos en cuanto al cuidado de los pequeños, por ejemplo, que un día uno de los padres llegue más temprano o bien que pueda cambiar sus turnos laborales, con tal de estar en casa cuando el niño vuelva del colegio. Sin embargo, no siempre resulta tan fácil, sobre todo cuando los horarios laborales no son del todo flexibles.

Por otra parte, los familiares cercanos, tales como abuelos o tíos pueden ser una ayuda o colaboración en el cuidado de los niños, incluso de forma permanente y sin costo, lo que no es menor y entrega más tranquilidad y confianza a las familias, pero desafortunadamente esto es cada vez más difícil.

Sin embargo, si lo que se busca realmente es un servicio más bien personalizado y enfocado solo en la protección, desarrollo cognitivo y creativo del pequeño, entonces te sugerimos buscar otras opciones que cumplan con tus expectativas de calidad y seguridad en cuanto al cuidado de tu hija o hijo fuera del colegio.