Para ti, mamá trabajadora: cómo criar niños emocionalmente sanos

¿Cómo trabajar y ser una buena mamá al mismo tiempo? La clave no está en la cantidad sino la calidad. Aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán.

Para ti, mamá trabajadora: ¿Cómo criar niños emocionalmente sanos?

Levantar a los niños, vestirlos, salir corriendo al jardín o colegio y luego al trabajo. Después llegar a la casa, darles comida, bañarlos y hacerlos dormir. Muchos se sienten identificados con esta rutina diaria, lo que pareciera dejar muy poco tiempo con los hijos. ¿Cómo trabajar y ser una buena mamá al mismo tiempo? La clave no está en la cantidad sino la calidad.

“Nuestros hijos necesitan saber que cuidarlos no es una obligación, ya que muchos padres sienten que cuidar y criar hijos es un trabajo. Es decir, una meta que cumplir, que se espera sea un éxito”, asegura la psicóloga infanto juvenil de Clínica INDISA, Ximena Navarro.

Por lo tanto, si sólo disponemos de unas horas al día con nuestros hijos, debemos hacer que cuenten y asegurarnos de que estén llenos de entrega de cariño, sea lo que sea que estemos haciendo.

¿Cómo saber que el tiempo es de calidad? El estado mental-emocional de los padres es lo que determina esto. Es decir, “es esencial hacerles sentir a los hijos que, para nosotros como padres, es rico e importante pasar tiempo con ellos. Por esto podemos transformar tareas comunes y diarias, así como cosas que no nos agradan, en un momento que fortalezca la conexión”, indica la psicóloga Navarro. O, según el reconocido psicólogo y autor Felipe Lecannelier, que lo que se haga sea en un estado mental y emocional respetuoso y menos estresante, donde el niño sea visto y atendido en sus necesidades y emociones.

Para ti, mamá trabajadora: cómo criar niños emocionalmente sanos

Acá te dejamos algunas ideas que puedes practicar para expresar amor a través de la conexión física y emocional:

  • Luego de bañar a tu hijo, échale crema mientras conversan sobre el día. Así se transforma en un acto de amor y no sólo de higiene.
  • Mientras lo vistes, aprovecha el tiempo cantando canciones entre los dos. Trata de que se aprenda un par y agrega una nueva cada par de días o semanas.
  • Cuando sea la hora de dormir, léele un cuento en su cama y quédate un rato abrazándolo en vez de sentarte al lado mirando el celular.
  • Si vas a jugar con tu hijo, no mires el celular ni televisión. Sólo te distraen. Trata de estar 100% en el aquí y ahora con él o ella.
  • Hazlo parte de los quehaceres de la casa. Deja que te ayude a hacer las actividades que sí o sí tienes que hacer, como cocinar la comida o lavar los platos.
  • Haz de las tareas de la casa una carrera. Por ejemplo, si es más grande, vean quién puede doblar una cierta cantidad de poleras más rápido.
  • Ten una rutina para dormir que sea siempre la misma para crear constancia y que incluya leer un cuento.
  • Involúcralo en tu hobby favorito. Si te gusta pintar, caminar, bailar o cantar, hazlo con tu hijo o hija. Le encantará compartir tiempo con su mamá sabiendo que es algo que a tí te gusta hacer.
  • Aprovecha al máximo los fines de semana. Organiza panoramas al aire libre y juegos entretenidos para compensar el tiempo que no está contigo en la semana.


Ya sea para llegar a un nuevo colegio o practicar algún deporte con los amigos, los niños necesitan tener mucha confianza en sí mismos. En este sentido, es importante que los padres fomenten en sus hijos una actitud positiva, para que enfrenten sus retos con valentía y estén convencidos de que pueden lograr sus objetivos.

¿Te gustan nuestros consejos? Te invitamos a revisar nuestra lista de tips de cuidado en dónde encontrarás mucho, mucho más.